Dentro del proyecto LIFE Estepas de la Mancha se han plantado 16 kilómetros de setos en lindes agrícolas se han plantado y unas 5 hectáreas de bosquetes se han restaurado hasta hoy dentro de espacio Red Natura 2000 de Castilla-La mancha. La Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, que es uno de los socios del proyecto en el que se incluyen estas acciones y que está coordinado por la Fundación Global Nature (FGN) ha sido la responsable de producir la planta, más de 60.000 ejemplares en su mayoría (82% del total producido) de porte arbustivas y herbáceas, todas ellas plantas autóctonas y de procedencia local.

En esta línea, se ha desarrollado un voluntariado enmarcado en la iniciativa #pornuestroplaneta para sensibilizar al público general sobre la importancia de la creación de setos. Porque más allá de la creación de los setos, un factor vital para el éxito de esta acción del proyecto LIFE, está su mantenimiento. En este caso, se realiza por parte de asociaciones de agricultores, cazadores y pastores que colaboran con su cuidado. Pero esta acción se dirigió al ciudadano de a pie ya que, tanto desde la FGN como del proyecto LIFE, se quiere informar y sensibilizar de la importancia de estas estructuras vegetales a la sociedad.

Vivero de Villacañas

En esta actividad, que se realizó en el vivero que gestiona FGN en Villacañas (Toledo), un total de 130 niños, acompañados por sus maestros, sembraron en bandejas forestales más de 500 plantas de romero. Una vez tengan el porte adecuado se sumarán más metros a las lindes ya creadas. Los pequeños, de diferentes edades escolares, aprendieron también a diferenciar plantas aromáticas y plantas asociadas a ambientes salinos como el de los humedales manchegos, cuyo entorno natural está integrado dentro de los campos agrícolas y su vegetación también es de prioritaria conservación.

La creación de setos busca romper con la homogeneidad del paisaje agrícola actual, pero además brinda protección a los cultivos siendo barreras contra posibles agentes contaminantes de parcelas contiguas, protegiendo de la erosión por el viento, sirve de refugio para insectos beneficiosos que ayudan a controlar plagas (por ejemplo, la mariquita), entre otros. Adicionalmente a los beneficios agrarios, los setos en lindes agrícolas ayudan a mejorar la biodiversidad autóctona siendo, por ejemplo, la perdiz roja una de las especies que más se beneficia con esta medida.

El proyecto LIFE Estepas de La Mancha es una iniciativa que forma parte del programa LIFE de la Unión Europea para la conservación del medio ambiente y cuenta con el apoyo del Ministerio para la Transición Ecológica a través de Fundación Biodiversidad.