Uno de los objetivos principales del proyecto LIFE Estepas de La Mancha es la de optimizar el fertilizado en los campos de cultivo en las ZEPA en las que se desarrolla el proyecto; esto deriva no sólo en una mejora ambiental que frena la pérdida de las aves esteparias sino que también propicia un ahorro en los costes de la inversión que realiza el agricultor. Por ello, es importante conocer el contenido de nutrientes del suelo y además conocer cómo funciona cada elemento que compone esa fertilización del cultivo.

Para poder realizar una correcta elección de nuestro abonado y de los diferentes productos de fertilización que encontramos en el mercado, el cual es muy basto y está en constante evolución, lo mejor es que primero hablemos de los elementos y de que función desempeñan los mismos dentro de nuestros cultivos.

Debemos saber diferencias entre unos términos muy sencillos pero a la vez muy importantes:

  • MACROELEMENTO: Todas las plantas en su ciclo vegetativo requieren de elementos nutritivos para un desarrollo favorable y una buena producción.
    • Entre los elementos que se consideran esenciales tenemos los macro elementos divididos en primarios que los constituyen el Nitrógeno, Fósforo y Potasio. Los secundarios Azufre, Calcio y Magnesio
  • MICROELEMENTO: otros llamados micro elementos o elementos menores, de los cuales podemos mencionar: Boro, Zinc, Cobre, Manganeso, Hierro, Molibdeno, etc.

A lo largo de estas semanas iremos explicando brevemente de qué manera influyen en nuestros cultivos, los elementos más importantes, tanto su presencia como su carencia.

NITRÓGENO

  • Constituyente fundamental de ácidos nucleicos, proteínas, enzimas, coenzimas y clorofila.
  • Responsable del color verde de las plantas
  • Al ser un elemento plástico, favorece la multiplicación celular y la fotosíntesis de la clorofila, con una consecuente formación de azucares y crecimiento vegetal.
  • Regula la utilización de los carbohidratos y controla la turgencia celular.
  • Aumente el contenido en proteínas en verduras, frutas y forrajeras.

Ciclo del nitrógeno. Imagen modificada de Johann Dréo / CC BY 4.0 (Wikipedia)

Las carencias del nitrógeno muestran síntomas muy fáciles de detectar, la sintomatología es acrópeta, lo que significa que el desarrollo de esta carencia va desde la base hacia el ápice de la planta. Desarrollo limitado de las vegetación y de las raíces, hojas pequeñas y decoloradas (clorosis normalmente empieza en las más viejas). Si las carencias son muy fuertes se produce caída de frutas, esterilidad ovárica y una reducción de la producción.

Que puede causar estas carencias pues cuando tenemos suelos excesivamente alcalinos, ácidos, salinos y arenosos, materia orgánica baja o mucha lixiviación

El exceso de nitrógeno puede también ocasionar algunos problemas como, en verduras de hoja una cantidad excesiva de nitrógeno puede llegar a ser toxica para el consumo. Se alarga el ciclo vegetativo y con ello se produce un gran desarrollo foliar que lógicamente consumirá mas agua. Este ocasiona una resistencia menos frente a enfermedades y agentes atmosféricos empeorando la calidad de nuestros frutos.

… Próximamente hablaremos de otros elementos!!!

 

¿Quieres conocer otras acciones del proyecto LIFE? Visita Acciones LIFE Estepas de La Mancha

Descarga el material didáctico del LIFE Estepas de La Mancha

Descubre quiénes son los agricultores que trabajan en favor de las poblaciones de aves esteparias