La veza – Vicia sativa L. – es la primera especie autóctona de leguminosas que se empezó a mejorar en España en los años sesenta. Es de las especies más cultivadas, por su doble utilización tanto grano como forraje, pero en comparación con otras leguminosas tiene rendimientos medios por ha mucho menores.

Aun teniendo presente este dato, Castilla La Mancha, a nivel nacional, es la mayor productora de esta leguminosa (datos obtenidos del MAPAMA):

 

 

MORFOLOGIA de la plata de la veza:

Planta con sistema radicular profundo y ramificado, con tallos volubles (tallo voluble en botánica alude a que el tallo se anuda a algo, plantas guiadoras) y trepadores, angulosos y un poco vellosos también. Alcanzan unos 40-70 cm, los años de primaveras de lluvias abundantes pueden incluso superar esta altura.

Las hojas son compuestas paripinnadas, con número par de foliolos comprendidas entre 4 y 8 y terminan en zarcillos ramificados. Foliolos de forma oval, truncados y mucronados, son siempre pubescentes (vellosas) y en la base de la hoja se encuentran dos estípulas semisagitadas.

Las flores, en las axilas de las hojas, solitarias o en grupos de 2 a 4, de color violáceo.

Ilustración 1. Semilla de veza – Vicia sativa L. –

El fruto en legumbre, erguido, pardo en la madurez y poco velloso, la longitud oscila entre 4 a 8 cm y de esta depende la cantidad de semillas de 4 a 10 por vaina.

La semilla es ovalada o redondeada, un poco aplastada. Los colores son variables desde negro a gris amarillento, siendo el más común el pardo de fondo presentando siempre manchas más oscuras que el fondo como si fueran pecas. De tamaño de 4-6 mm de diámetro y germinación hipógea

El peso de 1000 semillas es de entre 50-110 gramos.

 

 

EL CULTIVO

La veza es una planta resistente al frío, pero esta resistencia va aumentando conforme avanza el crecimiento de la planta, ya que las plántulas son más bien sensibles, aunque luego alcanzan unas resistencias de hasta -8 a -10°C, cuando estamos en de 3 a 5 hojas verdaderas. Cuando el desarrollo es mayor de este estado la resistencia al frío disminuye, -1 a -5°C, pero las heladas normalmente solo afectan a la parte aérea y suele volver a rebrotar.

La temperatura que quiere para florecer y madurar son de 15 y 25°C, pero soporta temperaturas mayores, es a finales de Marzo principios de Junio cuando las necesidades hídricas aumentan, si se mantiene la humedad conseguiremos una buena cosecha indiferentemente que sea de grano o forraje.

El rango de pH en el cual este cultivo se encuentra a gusto es de 5 a 8,5, adaptándose a todo tipo de suelos excepto los muy extremos.

En cuanto al suelo, los excesos de humedad y encharcamientos es quizá lo que peor le suele ir (como a casi todas las leguminosas) produciendo diferentes enfermedades así como el aborto de las flores.

Y si hablamos de la preparación del terreno, no debemos realizar labores muy profundas puesto que el suelo muy ahuecado produce fallo de nascencia en la veza, por ello y volviendo a pensar en nuestros costes y producciones, la veza es un cultivo con el cual se podría practicar el mínimo laboreo, lo cual abarataría nuestra mano de obra y obtendríamos mayores beneficios.

La distancia de los surcos de siembra seria de 15 a 18 cm puesto que se siembran con sembradoras de cereal, y las densidades de semillas sería de 125-130 kg/ha si se plantea hacer una mezcla con cereal introduciendo de este entre 20 a 25 kg/ha. Puesto que como hemos dicho antes es una planta de tallos volubles y se ayuda del cereal para que sea su tutor. Si realizamos una siembra de veza sola, las densidades serían de 150 kg/ha hasta 200 kg/ha aunque estas cantidades darían densidades de plantas muy elevadas 200-300 pl. /m2, valores demasiado elevados que pueden ocasionar problemas a la hora de cosechar. Pero lo normal es que el destino de estas dosis sea forraje, en diferentes estudios se ha comprobado que la siembra directa funciona muy bien con la veza, debiendo hacer tratamientos preventivos de malas hierbas.

La siembra de veza, la realizaremos en otoño, no se siembra en primavera casi nunca por no hacer coincidir la época de floración y fructificación con épocas de déficit hídricos, típicas de Castilla La Mancha; en explotaciones con regadío no tiene importancia la fecha. Volver a recordar que la temperatura óptima para la floración y fructificación es de 15-25 °C diurnos, y se hace sensible a heladas de -3 a -4 °C en floración.

La recolección de la veza cuando es para grano, es un poco complicada por las características morfológicas de la planta como puede ser la floración y fructificación escalonadas, las primeras vainas se encuentran muy cerca del suelo y su gran dehiscencia. Por todo esto es casi más normal encontrarla para forraje que para grano.

 

Te invitamos a leer otras entradas sobre leguminosas: 

Próximamente hablaremos de más leguminosas!

 

¿Quieres conocer otras acciones del proyecto LIFE? Visita Acciones LIFE Estepas de La Mancha

Descarga el material didáctico del LIFE Estepas de La Mancha

Descubre quiénes son los agricultores que trabajan en favor de las poblaciones de aves esteparias