Dos son las especies que tenemos en la actualidad dentro del género Pisum, Pisum sativum L., y en el Próximo Oriente Mediterráneo P. fulvum.

Nuestra variedad, para consumo humano o animal P. sativum L., es sobre la que hablaremos y haremos referencia, pues es una de las variedades tradicionales de Castilla La Mancha que tenemos dentro del proyecto LIFE Estepas de la Mancha, ocho son los cultivos tradicionales de los cuales iremos hablando.

 

Ilustración 1. Muestra semillas de cultivos tradicionales Proyecto LIFE

 

MORFOLOGIA de la planta del guisante:

Esta clasificación la realizaremos recopilando datos de la asociación “Pisum Genetics Association” la cual considera como genotipo standard del guisante el propuesto por Blixt para todos los estudios genéticos que se realicen sobre el guisante (Blixt, S. 1978).

Aunque nosotros solo haremos una breve incursión en la morfología de nuestra planta, no siendo tan exhaustiva como la que podemos encontrar en la “Pisum Genetics Association”.

  • HOJAS
    Las hojas son compuestas, desde la unión con el tallo, donde hay dos pseudoestípulas, un peciolo con uno o más pares de foliolos que termina en un zarcillo simple o compuesto.

  • TALLOS
    Hay veintiséis genes conocidos que afectan al tallo (Blixt, S. 1977). Existen genotipos con tallo único y genotipos muy ramificados. Las ramas pueden aparecer en la base del tallo principal o partir de nudos inmediatamente por debajo del que lleva la primera flor.

  • RAICES
    El sistema radicular, está compuesto por una raíz principal y por raíces laterales de primer y segundo orden. La raíz principal puede alcanzar una profundidad de 1,2 m, en buenas condiciones incluso más, las raíces laterales se van extendiendo regularmente a lo largo de esta.

  • INFLORESCENCIAS
    Las inflorescencias de P. sativum L., son axilares, cada una de ellas con una o dos flores con sus pedúnculos. Las flores están compuestas por cinco sépalos unidos, cinco pétalos y diez anteras, además existe un carpelo (vaina), que contiene un número variable de óvulos que pueden llegar hasta doce.

  • FRUTOS
    El fruto del guisante es en vaina, en el genotipo standard, está formado por un exocarpio, un mesocarpio y un endocarpio fibroso. El tejido vascular interno está compuesto por dos venas longitudinales y adyacentes que conectan alternativamente las semillas y la parte baja del fruto. Una vez alcanzada la madurez del fruto, se produce el secado, estas venas se encogen y los granos salen despedidos de las vainas si no se realiza la recolección a tiempo. El tamaño, colocación y espaciado de las semillas dentro de las vainas puede ser muy variable.

 

Realizaremos ahora una breve explicación de las exigencias del cultivo, debemos destacar que se debe tener un conocimiento de las características agronómicas de un cultivo para no caer en error al realizar la selección de variedad y así obtener los máximos beneficias.

Ilustración 2. Semilla de guisante

En Castilla la Mancha se retoma el cultivo de las leguminosas, gracias en buena parte, a las exigencias por parte de Europa a la hora de solicitar ayudas, como la PAC.

Es positivo para nosotros por ser un cultivo tradicional de la zona, un cultivo de secano que mejora las características físico químicas de nuestros suelos, en buena parte mermados por la no variabilidad de cultivos durante los últimos periodos agrícolas.

Si fomentamos las producciones de leguminosas en nuestro territorio, podremos fomentar también su uso por parte de la industria en los piensos, así podríamos sustituir otras materias primas que vienen de importación y tienen precios muy variables.

 

EL CULTIVO

La banda de pH con el que nos podemos mover cómodamente es de 5,5 y 8 como casi todos los cultivos.

Una de las características más destacables y beneficiosas para el agricultor, es la fijación del nitrógeno atmosférico al suelo, gracias a la bacteria Rhizobium leguminosarum, se realiza la fijación del nitrógeno atmosférico al suelo, a través de las asociación simbiótica de los nódulos de las raíces (los nódulos son muy variables y extremadamente difíciles de caracterizar por esta razón).

Se habla de guisante de invierno o verano, la diferencia es la duración del ciclo, el de invierno es más largo y según datos más productivo, por ello buscaremos variedades más resistentes al frío.

En cuanto al suelo, el guisante no quiere suelos muy compactos porque se necesita la aireación de los primeros centímetros del suelo para la correcta fijación del nitrógeno por parte de las bacterias. Así como un suelo favorable al enraizamiento, para que pueda obtener la humedad necesaria, no debiera ser el suelo muy poroso por esta razón.

Si hablamos de la preparación del suelo, cada agricultor conoce sus parcelas por llevar años trabajándolas y cada una es diferente.

Pero debemos pensar que realizamos cultivo de leguminosa, que buscamos rentabilidad en todos los aspectos (producción y producto) así pues debemos pensar en las técnicas de mínimo laboreo para poder mejorar la estructura de nuestros suelos y abaratar costes.

Importante también dejar el resto del cultivo enterrado cuando se realice las labores de alzado de rastrojo, para favorecer la descomposición de la paja así como ayudar a minimizar la aparición de las malas hierbas.

La elección de la variedad a utilizar para nuestra siembra es otro tema importante, la amplia gama que tenemos en el mercado actualmente puede darnos dolor de cabeza. Debemos tener presentes unos puntos básicos o claves para hacer la mejor selección de variedades, todas las casas comerciales poseen información en sus catálogos de las variedades, pero ¿en qué deberíamos fijarnos?:

  • Productividad
  • Calidad del forraje
  • Peso de 1.000 gramos, importante para poder saber la cantidad de semilla a emplear por siembra, tener conocimiento de este dato puede suponer un ahorro importante.
  • Precocidad de floración, para ajustarnos en la medida de lo posible a nuestra zona.
  • Tolerancia al frío, puesto que tenemos pensado realizar las siembras en otoño por ser mas productivas
  • Resistencia a enfermedades, muy variable, ya que cada año con la mejora genética aparecen nuevas variedades mejorada

La época de siembra ya también la indica la casa para cada variedad, en la zona de Castilla La Mancha, la siembra de la leguminosa siempre se ha realizado desde Octubre hasta finales de Enero, pudiendo plantearse resiembras antes de terminar incluso Marzo.

Debemos tener presente que si decidimos hacer una siembra de primavera en lugar de otoño, las dosis de siembra deben ser más altas puesto que necesitamos un recubrimiento más rápido de las parcelas. La separación entre surcos vendrá determinada aparte de por la época de siembra, ya que si la realizamos en primavera u otoño las variedades cambian así como el diámetro de la semilla. Como media podríamos decir que en condiciones normales para siembras de otoño los surcos distan unos 25-40 cm y en primavera 12-17 cm, debemos tener siempre presentes el tipo de suelo y la zona así como la maquinaria que se use en cada caso.

Después siempre es aconsejable pasar el rulo, para nivelar y compactar un poco el terreno, no se debe realizar esta labor si el suelo está húmedo porque crea la suela de labor, el suelo debe estar bien seco para realizar este trabajo. También se puede pasar el rulo hasta el momento de 3-4 hojas de la planta, pero aumenta mucho el riesgo de enfermedades, siempre se aconseja realizarlo antes en la medida de lo posible.

La recolección, lo más importante a tener en cuenta es el % de humedad que tiene nuestra semilla, eso nos dirá si es el momento óptimo para su recolección.

Si el % de humedad es mayor de 13%, el almacenamiento de nuestro producto corre peligro, por consiguiente nuestro beneficios, la aparición de mohos y enfermedades se incrementa notoriamente. No debemos olvidar que los lugares de almacenamiento deben estar limpios y ventilados puesto que a partir de 12°C por encima de esas temperaturas empezamos a encontrar problemas de insectos. El calentamiento excesivo del producto almacenado hace que el poder germinativo de nuestras semillas disminuya.

 

Te invitamos a leer otras entradas sobre leguminosas: 

Próximamente hablaremos de más leguminosas!

 

¿Quieres conocer otras acciones del proyecto LIFE? Visita Acciones LIFE Estepas de La Mancha

Descarga el material didáctico del LIFE Estepas de La Mancha

Descubre quiénes son los agricultores que trabajan en favor de las poblaciones de aves esteparias