• 868 niños de 13 centros educativos participaron en los talleres de educación ambiental del LIFE Estepas de La Mancha alojada en el Museo de las Ciencias de Castilla-La Mancha.
  • La exposición estuvo desde el 02 de septiembre hasta el 09 de diciembre y contó con más de 30 talleres a visitantes entre los 3 y 70 años.

El proyecto LIFE Estepas de La Mancha (LIFE15 NAT/ES/000734) cuyo objetivo es el de frenar el descenso de las poblaciones de aves esteparias de cuatro de las principales Zonas de Especial Protección para las Aves (ZEPA) de Castilla-La Mancha incluidas dentro de la red Natura 2000, ha logrado implicar a cooperativas, asociaciones agrarias, agricultores particulares, asociaciones de cazadores y ganaderos en más de 15.000 ha para implementar medidas agro ambientales que mejoran los cultivos y el propio hábitat de las aves esteparias.

Pero este proyecto no sólo se ha centrado en acciones de conservación y manejo agrícola sino también en una intensa y dilatada campaña de sensibilización y educación ambiental. En total, 5.973 niños han participado de los casi 300 talleres de educación ambiental del proyecto LIFE Estepas de La Mancha. Un 10% de estos talleres fueron impartidos en el Museo de las Ciencias de Castilla-La Mancha, entidad que bajo un acuerdo con la Fundación Global Nature, alojó la exposición durante poco más de dos meses y permitió comunicar a todos sus visitantes la importancia que tiene la agricultura sostenible para la conservación de las aves esteparias.

La exposición trató sobre un fascinante recorrido por el paisaje manchego en el que el visitante descubre diferentes medidas agroambientales que se están realizando en la región y que mejoran la sostenibilidad de la agricultura. A la vez, estas acciones ayudan a cuidar aves esteparias, como la avutarda o el sisón, o protegen a otras migratorias en peligro de extinción como el carricerín cejudo. Estos trabajos tan importantes que cuentan con la financiación de la Comisión Europea con el programa LIFE y cuenta con el apoyo del Ministerio para la Transición Ecológica a través de Fundación Biodiversidad, se han podido llevar a cabo gracias a la implicación del gobierno regional de Castilla-La Mancha, de entidades locales, agricultores e, incluso, voluntarios de diferentes municipios en donde se desarrollan ambos proyectos, más de 110.000 hectáreas, todas ellas en espacios Red Natura manchegos.

 

 

[:es _i=”0″ _address=”1.0.0.0″ /][: _i=”1″ _address=”1.0.0.1″ /]