El aguilucho cenizo (Circus pygargus) es una rapaz de tamaño medio, con claro dimorfismo y migrante de larga distancia que nidifica en Europa y el oeste de Asia, pasando el invierno en el África subsahariana. Es un ave típica de ambientes esteparios, amplios espacios abiertos, con pendientes suaves y sin vegetación arbórea, normalmente cultivos de cereal (Arroyo y García, 2004). Su dieta es bastante variada y depende, en todo caso, de la oferta local y temporal de presas.

Se trata de una especie colonial a la hora de reproducirse, aunque también lo hace en solitario, pero de distribución espacial muy irregular. El cortejo se inicia tras la llegada de los ejemplares a las zonas de cría, dando lugar a una serie de acrobáticos vuelos durante la parada nupcial, incluyendo vuelos a gran altura y picados. Construye sus nidos directamente sobre el suelo. La puesta consta, normalmente, de cuatro o cinco huevos que incuba la hembra.

Es una especie de distribución euroasiática, que se extiende, si bien de forma discontinua, desde la península Ibérica y el norte de Marruecos hasta el centro de Asia. Sus mejores poblaciones se encuentran en Rusia (60-65%), mientras que los núcleos más numerosos en Europa occidental aparecen en Francia y España (20-25%). En la península como reproductor, el aguilucho cenizo se extiende por buena parte del territorio, pero resulta muy raro en la cornisa cantábrica, en buena parte de Levante y del sureste, así como en las regiones montañosas, donde se ausenta por completo a partir de los 1.200 metros de altitud. En el año 2006, se detectaron en Castilla-La Mancha 121-214 parejas lo que se tradujo en una estima de 463-599 individuos.

Amenazas

Según los resultados de los últimos censos, España constituye el país europeo (con excepción de Rusia) con la población más importante de aguilucho cenizo, lo que refuerza su importancia y responsabilidad en la conservación de esta especie a escala global. La abundancia que se establece en el Informe del Art.12 de la Directiva Aves en España, referido a especies para el periodo 2008-2012 es de un máximo de 7.389 (nº hembras reproductoras) y un mínimo 6.093 (nº hembras reproductoras).

A pesar de la falta de datos cuantitativos fiables sobre las tendencias poblacionales, existen suficientes datos para deducir que la tendencia de la población sería alarmante en la ausencia de medidas (Arroyo et al., 2002). Este hecho junto con la pérdida de calidad del hábitat por cambios en los usos tradicionales agrarios, sugieren que la especie declinará alarmantemente en pocos años

a) Sobre la especie

  • Destrucción de nidos por cosechadoras. Se ha estimado que en algunas zonas concretas la incidencia llega hasta el 90% del total de la población.
  • Intensa depredación que suelen sufrir los nidos de esta especie por parte de zorros, jabalíes y otras rapaces, como el milano negro.
  • No se conocen los datos de mortandad en sus cuarteles africanos, pero esto podría ser un factor limitante de su dinámica poblacion

b) Sobre el hábitat

  • Intensificación y mecanización de los cultivos.
  • Destrucción del hábitat: roturaciones, cambios de cultivos, etc.
  • Otros factores que amenazan la especie son la caza ilegal y uso de venenos.

Metodología de muestreo

El método de seguimiento para esta especie ha sido el mismo que para el sisón. Para los conteos de sisón común y aguilucho cenizo, se han seguido las recomendaciones sugeridas en las publicaciones de SEO/BirdLife para ambas especies “El sisón común en España. I Censo Nacional (2005)” y “El aguilucho cenizo y pálido en España: Población en 2006 y método de censo”. Se han tenido en cuenta, de igual modo, las instrucciones establecidas para la realización de los censos nacionales llevados a cabo para ambas especies, “II Censo Nacional de Sisón común, 2016” y “II Censo Nacional de Aguilucho Cenizo y Aguilucho Pálido 2017“.

En el caso del aguilucho cenizo, el método empleado no se ajusta totalmente al recomendado tanto en la duración de las paradas como en el muestreo de toda la superficie. Por ese motivo, en el cálculo de la abundancia de parejas reproductoras se establece un número de parejas estimado mínimo y máximo (cuando se pudo) en función de lo observado.

¿Quieres saber más sobre el censo de esta ave y otras aves esteparias?…. Descarga ya el censo de primavera de 2017 del LIFE Estepas de La Mancha.